Accept USE OF COOKIES: We use our own and third party cookies in order to provide the best customer service and in order to optimize your visit. If you continue to browse, you agree to its use. The user may at any time revoke the consent given by eliminating them on your computer and changing the settings in your browser. You can get more information or how to change the settings in the "Legal Terms" (cookie policy section). You can find information about how to delete cookies in your browser in Google.

Todo lo que necesitas saber sobre la Hélice de tu Barco

hélice barco

La hélice de un barco, como elemento propulsor, tiene una gran importancia y puede ser el componente más determinante, ya que de ella dependerá la velocidad alcanzada y la eficacia en la navegación. Existen multitud de diferentes hélices: hélice de paso variable, de palas intercambiables, plegables... Sepamos algo más sobre este tema para guiarnos en su elección y conocer el funcionamiento de una hélice.

Busca tu reparador

Hay muchas teorías sobre el cálculo de hélices, pero la experiencia en su estudio y el know-how en la fabricación son la base para un buen resultado en su aplicación.

La hélice debe calcularse en base a las características propias de cada embarcación: potencia efectiva del motor, relación de transmisión del inversor-reductor, tipo de barco, eslora de flotación, espacio de codaste, régimen de crucero al que se desee navegar, etc. Para obtener el máximo rendimiento.


Tipos de hélices para barcos:

¿Qué es una hélice levógira y dextrógira?

Las hélices del barco pueden ser dextrógiras, que son aquellas que giran en sel mismo sentido de las agujas del reloj, es decir, a la derecha o las levógiras que giran en el sentido anti horario, es decir, a la izquierda.

Esto hace que al girar las hélices provocan que la embarcación se desplace, de forma que su popa o su proa caigan a babor o a estribor, en función de la actuación de las fuerzas que actúan sobre la hélice.

Les dejamos un interesante documento del libro "Patrón de Embarcaciones de Recreo" de Emilio López Martínez para que puedas averiguar o recordar como funcionan estos dos tipos de hélices y como cambian las maniobras con cada una de ellas.

Busca tu reparador

¿Qué es el paso de una hélice?

Es el avance cuando da una vuelta completa. El paso de una hélice y las revoluciones están inversamente relacionadas de forma que al incrementar el paso se reducen las revoluciones que el motor puede alcanzar.

Paso de una hélice 

¿Qué es la hélice de paso variable?

Las hélices de paso variable ofrecen mayor eficiencia de propulsión en un gran intervalo de velocidades y cargas. Cuando hay plena carga, la potencia propulsora necesaria a una velocidad dada es mucho mayor que cuando no la hay. A través del ajuste de la inclinación de las palas, se puede obtener la eficiencia óptima y ahorrarse combustible. Además, la hélice de paso variable tiene una posición en "aleta", que es útil en los veleros. Como esta posición la resistencia al agua es baja cuando no se utiliza la hélice como cuando se navega a vela.

hélice de paso variable 

¿Qué es una hélice de paso fijo?

Una hélice de paso fijo es más eficiente que una hélice de paso variable para una velocidad concreta de rotación y determinada carga. A una velocidad en concreto, de rotación y de carga, puede transmitir energía más eficientemente que una de paso variable. Con otra velocidad o carga, el paso fijo no será el más eficiente ya que el ángulo no será el óptimo. 

                   hélice de paso fijo



¿Qué palas debemos escoger?

A la hora de seleccionar una hélice un punto fundamental es el tamaño y cantidad de palas con las que cuente. Las dos más importantes son las que tienen entre 2 y 4 palas y son principalmente utilizadas por motores intraborda con ejes. Los motores hélice fueraborda suelen llevar entre 3 y 6 palas.

                               hélice dos palas

La elección entre una hélice de 3 o 4 palas depende principalmente de las características de rendimiento de la embarcación. La hélice de tres palas ofrece un mejor rendimiento a máxima aceleración con una cierta profundidad, mientras que las hélices de cuatro palas proporcionan una mejor aceleración y un funcionamiento más suave a velocidad crucero.

Es recomendable, poder cambiar fácil y rápidamente una pala por otra nueva. Por eso existen las palas intercambiables para ahorrar tiempo y dinero.

Busca tu reparador


¿Qué tamaño de hélice sería el correcto?

El tamaño se define por el diámetro total de la hélice y el paso de sus palas, es decir lo inclinado que están y por tanto, la capacidad de impulsar agua, generalmente un diámetro pequeño se corresponde con un motor de pequeña potencia o con un barco pensado para navegar a mucha velocidad. En cualquier hélice es importante tener suficiente superficie de palas para desplazar todo el volumen de agua que la potencia del motor permita. Palas demasiado pequeñas causan cargas muy altas, por lo cual la hélice no es capaz de absorber toda la potencia transferida por el motor. El resultado es lo que se conoce como cavitación, vibraciones y en algunos casos extremos picaduras en las palas.

Si quieres calcular el tuyo puedes utilizar esta herramienta que nos proponen nuestros amigos de La Taberna del Puerto.


¿Qué material de fabricación es el más adecuado para la hélice?

A nivel general se sigue utilizando el bronce, si bien cada vez aparecen en el mercado más modelos realizados en plástico. La gran ventaja del bronce es su bajo coste comparativo y la facilidad de reparación (aunque debemos tener mucho cuidado si ha habido problemas de electrolisis).

Pero el material más popular, con diferencia, utilizado actualmente en las hélices es el aluminio. Se repara fácilmente y presenta una elevada resistencia a la corrosión. Por otra parte, el acero inoxidable es cinco veces más resistente. De hecho, es el material más duro y duradero, lo que significa que es más resistente frente a los arañazos y abolladuras que suelen suceder a las hélices de aluminio, y que las palas de acero inoxidable pueden ser menos gruesas y aumentar su eficiencia.

Así que, si lo que buscas es una mayor aceleración, una velocidad punta máxima y mayor eficiencia general, deberás considerar las hélices de acero inoxidable.

Busca tu reparador


¿Cuál será entonces la hélice óptima para mi barco?

Para una misma eslora de barcos, hay muchas hélices distintas. La clave fundamental está en escoger una hélice que permita trabajar a los motores a su régimen óptimo. Las revoluciones alcanzadas cuando abrimos gases a fondo deben caer dentro del par máximo alcanzado teóricamente por el motor. El llamado ‘wide open throttle’ (WOT) debe caer en un régimen de revoluciones idóneo y característico para cada motor y estará reflejado en el manual de utilización, dependerá en gran medida de si es un motor gasolina o diésel.

Las diferentes marcas existentes en el mercado náutico suelen fabricar motores y hélices que sean óptimos para rangos de barcos muy diversos, para poder ser las mejores en términos medios para llegar a muchos barcos. 


¿Cómo saber si debemos cambiar nuestra hélice actual por otra?

Debemos hacer una prueba para determinar los distintos comportamientos que tiene nuestra actual hélice y conocer si es necesario su sustitución. Para ello debemos disponer de un tacómetro y un cuenta millas o kilómetros. Además debemos saber cuál es el régimen máximo de revoluciones de nuestro propulsor que suele venir especificado en el manual correspondiente.

También, hay que tener en cuenta la tripulación y la distribución de la carga habitual de la embarcación para determinar exactamente el comportamiento del casco ante la variación de carga ya que ello incide sobre el rendimiento del equipo.

Una vez en marcha, hay que acelerar el motor hasta su máxima capacidad de revoluciones y corregir el power trim hasta lograr la máxima velocidad final medida con el velocímetro. Si el barco planea con holgura y el motor no se pasa de vueltas (acusado por el tacómetro) estamos trabajando con una hélice adecuada para nuestro equipo. Si  llegamos al límite máximo de vueltas y el motor se pasa de revoluciones, entonces nos hace falta una hélice con un paso de hélice más largo. En cambio, si no podemos incrementar más la velocidad y no alcanzamos el régimen máximo de revoluciones, entonces necesitaremos paso de hélice menor.


Otros artículos que pueden ayudarte a saber más sobre las hélices de barco:

Guía sobre paso y retroceso de Hélices

hélice de barco

Busca tu reparador

Volver