Aceptar USO DE COOKIES: Utilizamos cookies propias y de terceros, con la finalidad de ofrecer el mejor servicio al usuario y al objeto de optimizar su visita. Si continúa navegando, el usuario acepta su uso. El usuario puede revocar en cualquier momento el consentimiento que ha dado, mediante la eliminación en su ordenador y modificando los parámetros en su programa navegador. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en “Términos legales" (apartado política de cookies). Puede encontrar información sobre cómo borrar las cookies de su navegador en Google.

Es fácil mantener la tapicería nautica y alargar su vida útil

pintura
 Es fácil mantener la tapicería de tu barco y alargar su vida útil. Hoy os damos unos prácticos consejos para mantener la tapicería de vuestro barco en el mejor estado posible

 Primero de todo, recuerda que si deseas prolongar la vida útil de tu tapicería debes limpiarla a fondo por lo menos dos veces al año.

A continuación, detallamos una lista con las herramientas y materiales que necesitas tener a mano y te serán de mucha utilidad: 

  • Jabón de Marsella 
  • Aceite del árbol del té 
  • Agua Caliente 
  • Lavado de Soda 
  • Peróxido de hidrógeno 
  • Cubo 
  • Cepillo de fregar 
  • La botella del aerosol 
  • Trapo Seco 
  • Solución de Vinilo 

Con una adecuada rutina de limpieza frecuente y con una protección constante, la tapicería de tu barco permanecerá en buenas condiciones durante mucho tiempo, más del que habrías imaginado. 

Esta es la mejor forma, explicada en 4 pasos, de mantener adecuadamente la tapicería de los barcos. 

  1. Paso - Protección contra el moho Es aconsejable evitar cualquier solución de limpieza con químicos fuertes. En lugar de utilizar una mezcla de peróxido de hidrógeno y agua caliente, la mejor combinación sería utilizar una parte de agua y una parte de peróxido de hidrógeno. 
  2. Paso - Limpieza de la Tapicería Después es importante limpiar bien la zona; para ello, mezcla media cucharada de jabón de Marsella, junto con otra media cucharada de soda de lavado, 2 tazas de agua, y al menos 15 gotas de aceite de árbol de té. Agita la mezcla y rocíala en todas las superficies de la tapicería. Después de dejar que repose durante unos segundos, seque la tapicería con un trapo. 
  3. Paso - Proteger el vinilo La exposición constante al sol acaba destruyendo el vinilo en su tapicería, así que es importante tomar correctamente el cuidado de él y protegerlo mediante el uso de un vinilo de la protección de solución. Lea cuidadosamente las instrucciones del producto con respecto a la cantidad apropiada de solución que se aplica y en lo que respecta a la frecuencia del tratamiento. 
  4.  Paso - Recuerda reparar cualquier vinilo dañado. Es muy importante reemplazar o reparar cualquier vinilo roto; para ello puedes utilizar kits de reparación de tapicerías, para arreglar pequeñas grietas, o puedes sustituir la pieza rota. Siempre os recomendamos llamar a un profesional para que el trabajo quede bien hecho.   

Volver