Accept USE OF COOKIES: We use our own and third party cookies in order to provide the best customer service and in order to optimize your visit. If you continue to browse, you agree to its use. The user may at any time revoke the consent given by eliminating them on your computer and changing the settings in your browser. You can get more information or how to change the settings in the "Legal Terms" (cookie policy section). You can find information about how to delete cookies in your browser in Google.

Las estrellas en el Mar

star

Leer las estrellas

La astronomía ha tenido por misión desde tiempo antiguos el de orientarnos, las observaciones y estudios teóricos de posiciones de estrellas y astros del sistema solar. En un Principio las que eran necesarias para la publicación del almanaque Náutico y las efemérides astronómicas. La astronomía se divide en tres servicios: astronomía de gran campo, astronomía solar y astronomía meridiana.

Hace ya unos milenios los marineros tenían miedo de caer del borde de la tierra solían navegar cerca de las riberas. Sin embargo, algunos valientes olvidaron sus temores adentrándose en la mar. Los comerciantes fenicios viajaban desde los puertos de su país, en la costa oriental del mediterráneo, hasta Europa y el norte de África. En el siglo IV, un explorador griego llamado Piteas, recorrió el litoral de Bretaña, llegando según se cree, a Islandia. Y mucho antes de que los europeos penetraran en el océano indico, ya había surcado sus aguas, marineros de Arabia y china.

Vasco de Gama fue un célebre navegante y explorador portugués en la era de descubrimientos que destacó por haber sido el comandante de los primeros barcos que navegaron directamente desde Europa hasta la india, el viaje oceánico mas largo realizado hasta ese momento gracias a la ayuda de un piloto árabe, Ibn Māŷid, quien guio a sus naves durante la travesía de veintitrés días por el indico. ¿Cómo encontraban su rumbo estos viajeros de la antigüedad?

En 1492, Cristóbal colon se valió de una brújula. Sin embargo, este no estuvo al alcance de los europeos sino hasta el siglo XII y antes de usar el astrolabio. Los pilotos anteriores tuvieron que orientarse por el sol y las estrellas y, si el cielo estaba nublado por las olas oceánicas de gran longitud producidas a intervalos regulares por vientos constantes anotaban la alineación de dichas olas con respecto al sol naciente, el ocaso y las estrellas. Los puntos por donde salía y se ponía el sol señalaban el este y el oeste, respectivamente. Al alba, podían observar cuánto habían variado observaban cuánto habían variado por la posición del astro rey comparándolo con las estrellas a punto de ocultarse. Y en la noche tomaban como referencia a la estrella Polar ( o estrella del norte) que  a la hora del crepúsculo aparece estar situada directamente sobre el polo norte. Y la constelación de la cruz del sur, ubicada en el extremo opuesto, les ayudaba a localizar el polo sur. De este modo, en las noches despejadas podían establecer su rumbo en cualquier mar si disponían al menos de una referencia en el firmamento.

Pero estos no eran los únicos indicadores celestes. Para los Polinesios y otros navegantes del pacifico, por mencionar algunos los hawaianos para ellos los cielos nocturnos eran fáciles de leer como un mapa de carreteras los antiguos Hawaianos eran maestros en el arte de navegar sin instrumentos de navegación. Usando solamente la luna, el sol, las estrellas y las olas, eran conocidos por atravesar el pacífico, lo que permitió la ocupación de muchas islas pequeñas de la polinesia. Los hawaianos tienen un vasto conocimiento acerca de la localización y tipo de cuerpos celestes. Desde la estrella del norte hasta la cruz del sur tiene identidades hawaianas Una de sus técnicas consistía en trazar su trayectoria hacia una estrella cuya salida o puesta tuviera lugar en dirección a su destino también a lo largo de la noche examinaban la alineación de los astros para corroborar su rumbo. Así si se perdían o perdían su rumbo al mirar a los cielos solo tenían que encontrar dichas estrellas que les indicaban como recuperar su rumbo.

 
La strella Polar está en la constelación de la Osa Menor, que nos marca el Norte en el hemisferio Norte, y la constelación de la Cruz del Sur, en el hemisferio Sur, esta constelación nos marca una dirección hacia un punto imaginario en el que encontramos el Sur. en el mar para orientarse usaban el Astrolabio marino, entre otras buscaban la Estrella Polar en el caso del hemisferio Norte, viendo el ángulo que tenía con el horizonte les ayudaba a navegar a menos en el mismo paralelo, dirección Este u Oeste.
Luna y estrellas

Pero con el paso de los siglos, este arte tomó nuevos derroteros. Gracias al instrumental mecánico, los navegantes dejaron de depender en exclusiva del ojo y las suposiciones: el astrolabio y posteriormente el sextante, que era más exacto determinaba la elevación del sol u otra estrella con respecto al horizonte. Así era posible establecer la latitud norte o sur con respecto al ecuador. El Cronómetro marino (reloj de mucha precisión usado en los buques) permitía establecer la longitud, es decir la posición este u oeste. Estos aparatos ofrecían una exactitud muy exacta.

Sextante
sextante













Brujula Marina

brujula marina

Volver