Accept USE OF COOKIES: We use our own and third party cookies in order to provide the best customer service and in order to optimize your visit. If you continue to browse, you agree to its use. The user may at any time revoke the consent given by eliminating them on your computer and changing the settings in your browser. You can get more information or how to change the settings in the "Legal Terms" (cookie policy section). You can find information about how to delete cookies in your browser in Google.

La cocina a bordo del navío

velero

Ahora que parece que por fin ha llegado el buen tiempo salimos más con nuestro barco a pasear los fines de semana. El viento, la libertad, el sonido del mar, un mar tranquilo, los peces, son esas cosas las que nos hacen felices cuando salimos de paseo, a parte de la compañía de nuestra familia o amigos.


Más de una vez habremos pensado en hacer una comida a bordo de nuestro barco e invitar a nuestros amigos, compañeros de trabajo o simplemente en familia y disfrutar de un domingo por ejemplo. En este artículo os daremos unos consejos a tener en cuenta a la hora de cocinar en alta mar.

sailboat
Si nos gusta la pesca podemos comer de lo que nos da el mar, eso sí, si a todos les gusta el pescado (o el marisco dependiendo de la zona). Siempre es recomendable tener una pequeña nevera a bordo para poder conservar alimentos frescos que necesiten de frío, como la carne que no se come al mismo día. Siempre intentaremos tenerlo todo organizado para que no se pongan malos los alimentos e intentaremos cocinar dietas completas y equilibradas para que no padezcamos de ninguna enfermedad por falta de vitaminas como les pasaba a los antiguos marineros.

Los alimentos que mejor aguantan travesías son las hortalizas como el repollo que sin refrigerar aguanta más de un mes antes de empezar a pudrirse. Siempre nos han dicho que la base de un buen sofrito son el tomate y la cebolla, y a los que nos gusta cocinar con cebolla deberemos coger las que estén más viejas antes del viaje y le iremos quitando las capas que se sequen y así podremos tener cebollas para 3 o 4 semanas, dependiendo del viaje.

repollo

A la hora de ponernos manos a la obra es donde más problemas nos pueden surgir durante el viaje, ya que dependemos un poco de las condiciones del mar, si hace oleaje y el barco se inclina deberemos mantenernos firmes y jugar un poco con el balanceo para que no se nos salga la comida de la sartén o de la olla, aunque hoy en día la mayoría de barcos cuentan con cocinas de cardán que se mantienen en horizontal.

puerto Costa del Sol Andalucia

En definitiva, lo mejor es aprovechar los recursos que tengamos y los productos del mar para tener una cocina más fresca y que no decepcionará a nadie.

Volver